A PHP Error was encountered

Severity: Notice

Message: Only variable references should be returned by reference

Filename: core/Common.php

Line Number: 257

La tinaja | Tinajas Orozco

La tinaja

Una vez preparado el barro se pasa a la realización de las piezas. Aunque realizamos multitud de piezas, el proceso de construcción es muy parecido, sin embargo, nos centraremos en la tinaja para explicar la elaboración.

Ponemos un bolo, sobre el que se coloca una tapa, lo nivelamos para que no tenga inclinación colocando cuñas en el suelo, si fuera necesario, y sobre ella echamos arena para que no se pegue el barro. De esta forma trabajamos a una altura cómoda.

Para elaborar la tinaja se aplasta una bola de barro, haciendo una circunferencia y sobre esta se va añadiendo barro en forma de churro alrededor de la pieza, éste será el culo de la tinaja.

Cuando se pone una vuelta, para poner la siguiente se araña el barro con una arañaera para que el siguiente se pegue bien. El churro se va presionando con los dedos. Después se pasa una suela para ir alisando el barro y luego se paletea con el fin de quitar los poros que pueda tener el barro, eliminar el agua e ir dando la forma y espesor deseados. Para esta fase se utilizan un mazo y una paleta de madera; el mazo se coloca por el interior y la paleta en la parte exterior, dando pequeños golpes a la pieza.

Una vez que tenemos hecho el empiezo, y que lo hemos dejado secar el tiempo suficiente, se hace otro trozo de la misma forma. La tinaja se va haciendo así en partes, dejando un intervalo de tiempo entre una y otra, para que el barro se vaya secando, de lo contrario, la pieza se hundiría.

Si cuando dejamos secar la pieza vemos que el borde está seco y el resto aún no esta lo suficiente para aguantar más peso, lo entrapamos, esto consiste en poner sobre el borde unos trapos mojados.

Para finalizar la pieza se echa la boca. Para hacer la boca, se utiliza el mismo método que para el resto de la pieza, pero debemos moldearla, para darle la forma deseada.

Cuando la boca esta echada se termina lavándola, esto se hace pasando una alpañata, que es un trozo de trapo mojado, consiguiendo así mayor suavidad, ya que la boca no se puede paletear.

Ahora la pieza ya estará terminada, y debemos dejar que se seque muy bien, antes de meterla al horno para cocerla.